ALIANZAS DE ORO BLANCO

ALIANZAS DE BODA EN ORO BLANCO

Las alianzas de boda Duoo fabricadas en oro blanco son contemporáneas, su brillo frio y sofisticado les da un aspecto futurista y moderno.

Las primeras aleaciones de oro blanco se crearon en Alemania a principios del siglo XX.

Desde esa fecha, esta aleación es la mas utilizada en alta joyería, por ser el color de oro que mas enfatiza la belleza y el extraordinario reflejo de luz de los diamantes, al reflejar el color blanco brillante con tonos azulados de la montura, cuando la luz incide en el diamante.

El color blanco del oro, se consigue mezclando el oro puro de 24 Kilates (que es de color anaranjado) con otros metales como la plata, el paladio o el níquel.

Las propiedades naturales y exclusivas del oro se conservan exactamente igual que en el oro amarillo, no nos olvidemos que sigue siendo oro de 18 kts. ¨solo cambia su color¨ adquiriendo un tono un gris plateado claro.

Una vez terminado el proceso de fabricación de las alianzas realizadas con esta aleación de oro blanco, es cuando le damos ese color blanco intenso con un brillo extraordinario, que hace que la joya sea deslumbrante. Esto se consigue aplicándole un baño final de rodio.

El Rodio es un metal del grupo del platino, muy poco común, de color muy blanco y muy resistente al desgaste,

aunque te sorprenda el rodio es uno de los metales mas caros del mundo debido a su escasez, el precio del rodio es mucho mas alto que el del oro o el platino.

En alta joyería se utiliza principalmente para dar un baño final a todas las piezas fabricadas en oro blanco, por lo que cualquier joya que lleve un baño de este metal tendrá un color muy blanco, brillara mas y permanecerá inalterable a la corrosión.

DUOO aplica un baño de Rodio en todas sus alianzas fabricadas en oro blanco.

Si con el paso del tiempo y el uso, ves que tus alianzas de oro blanco van perdiendo el brillo inicial y ese color blanco puro se apaga un poco, es normal, sobre todo en los anillos, que con el uso diario y los roces se va desgastando el baño de rodio que recubre la joya, apareciendo el color blanco real del oro, esto no supone un problema, solo tienes que llevarlas a tu joyería habitual o enviarlas a fabrica y les volveremos a aplicar un  nuevo baño de rodio, para que las luzcas como el primer día.